El término de Villaluenga del Rosario con superficie de 5.950 Has., está situado en la parte más oriental de la provincia de Cádiz, en el corazón del Parque Natural Sierra de Grazalema. El pueblo de Villaluenga se eleva a 872 metros de altitud sobre el nivel del mar, siendo por ello, el más elevado de la provincia de Cádiz, dominándolo como la cúspide de la Serranía de Cádiz.

El casco de la población se aposenta en el valle de la Manga, junto a la ladera de la Sierra del Caíllo(1.397 m). La denominación de “Villaluenga” le viene dada por la forma estrecha y larga que presenta el casco de la población. Desde muy antiguo es manifiesta la devoción de los habitantes de Villaluenga por la Virgen del Rosario hasta el punto de que, además de tenerla por Patrona desde el siglo XVIII, añadieron esta advocación de la Virgen al antiguo nombre que era, simplemente, Villaluenga.

La población de este pequeño pueblo oscila alrededor de los 500 habitantes, los cuales son llamados con el nombre gentilicio de “payoyos”. Su población se ve multiplicada con la llegada de visitantes en fines de semana, puentes, vacaciones y fiestas. Uno de sus muchos atractivos, es por ser la de menos población de la provincia.

Sus calles son estrechas y empinadas, anteriormente empedradas hoy en día se siguen imitando al estar casi todas enlosadas con lajas de piedra. La construcción de sus casas es sencilla y simple, sin grandes alturas, solo dos plantas, que están protegidas con cubiertas de teja árabe. Las ventanas son pequeñas, siempre más altas que anchas y rejas y balcones de poco saliente. Sus fachadas llaman la atención al estar vestidas de blanca cal, encontrándose por ello, en la Ruta de los Pueblos Blanco de la Sierra de Cádiz.

Su clima, mediterráneo, es seco en la época estival, pero lluvioso en invierno, alcanzando el índice de pluviosidad más elevado de la Península y registrándose una media anual de más 2500 litros/m2, trayendo consigo grandes nevadas invernales.

En el término de Villaluenga nacen dos pequeños arroyos en zonas muy próximas y luego desembocan en lugares muy dispares, uno en la vertiente atlántica y otro en la mediterránea. Ambos nacen en el centro territorial de la zona, pero siguen direcciones opuestas, el primero de ellos, el arroyo Garganta de Barrida, pasa entre la sierra del Chaparral y la de Líbar, donde se une al río del mismo nombre, para pasar luego al Majaceite y desembocar en la Atlántico. El arroyo de Gaduare o Campobuche, recibe las aguas de las sierra del Caíllo, siguiendo su curso opuesto al anterior, penetrando éstas por la cueva del Hundidero y vuelve a aparecer varios kilómetros más abajo, en la cueva de Gato. Posteriormente, ya en términos de Málaga se une al Guadiaro, con el que desemboca en el mar Mediterráneo.
Historia del Municipio
Villaluenga del Rosario estuvo ocupada por los musulmanes desde el año 716 al 1485, fecha en la que Don Rodrigo Ponce de León, Marqués de Cádiz y duque de Arcos de la Frontera, se la arrebata a los árabes, concediéndole por ello los Reyes Católicos el Señorío de la “Serranía de Villaluenga”, siendo esta la capitalidad de las siete villas, según se consigna en el privilegio fechado en Jaén el 11 de enero de 1498.

Es cuna de eminentes poetas y literatos, entre los que se destacan, Don Juan Miguel Pérez González, Obispo que fue de Gerona, Don Pedro Pérez Clotet, Don Rafael García García , etc…..